Bacalao Noruego Skrei con Cebolla Roja & Ajo

Bacalao Skrei con Cebolla Roja & Ajo 3.jpg

Durante el mes de febrero llega al mercado, desde las costas noruegas, una variedad de bacalao llamada ‘Skrei’. Es un pescado muy ‘sibarita’, de sabor fino y delicado y tiene una época muy corta: febrero – marzo.

Quizá lo hayas visto en el mercado pero no se te ocurre cómo prepararlo; y es que muchas veces nos faltan ideas para hacer pescado y nos aburre hacerlo siempre a la plancha o al horno. Hay muchas otras maneras de hacerlo: al vapor, al horno a baja temperatura, … hay ideas muy divertidas para dar alegría a un plato de pescado. Hoy te traigo una receta muy fácil y sencilla, bastante rápida de preparar, hecha a baja temperatura y ¡deliciosa!

A mí me encantar hacer el pescado con muchas verduras (ver ‘Bacalo Noruego Skrei con Verduras al Wok & Cúrcuma’), pero hoy he utilizado sólo ajo y cebolla roja, dos potentes alimentos anti cáncer.

Puedes empezar tu comida con un plato de verduras, una ensalada, una crema y terminarlo con este rico pescado.

Antes de entrar en la receta quisiera hablar un poco del bacalao. Es importante siempre escoger proteínas de buena calidad. No es necesario consumir proteína animal todos los días y la cantidad no deber ser más grande que la palma de la mano.

El bacalao, como en general todos los pescados, es rico en minerales, pero éste, el Skrei, sobre todo es rico en potasio y fósforo. El potasio es un mineral indispensable para el buen funcionamiento del sistema nervioso y para la actividad muscular entre algunos de sus beneficios. El fósforo también es un mineral indispensable para el buen funcionamiento del sistema nervioso e interviene también en la actividad muscular, es un mineral que está más presente en los dientes y huesos y participa en procesos de obtención de energía.

También es rico en vitamina B12 y en colágeno. El colágeno es una proteína presente en los huesos, los tendones, la piel, las uñas, el pelo, la musculatura, órganos, etc. La producción de colágeno de nuestro organismo se ve reducida con el paso de los años, y cuando llegamos a los 40 tenemos producimos la mitad de lo que producíamos en la adolescencia lo cual implica un consecuente envejecimiento acelerado que podemos paliar y frenar con una dieta rica en colágeno.

Bacalao Skrei con Cebolla Roja & Ajo 2.jpg

En el bacalao, la mayor parte del colágeno se encuentra en la piel, con lo que, lo ideal, sería comerse todo excepto las espinas. Las espinas también las puedes aprovechar, junto con la cabeza, para hacer un caldo remineralizante y utilizarlo en cremas, o simplemente, bebértelo.

Si necesitas ideas para preparar el pescado de una forma sencilla y saludable, ¡ésta te encantará! ¡Porqué se prepara en 15 minutos y además no ensucias prácticamente nada en la cocina!

El ajo se ha considerado un medicamento, sobre todo ingerido en crudo, gracias a sus propiedades antibacterianas, y un alimento.

Es especialmente beneficioso para prevenir el cáncer de esófago, estómago y colon, y protege también, junto con la cebolla, frente al cáncer de mama y próstata.

Cuando lo comemos en crudo aprovechamos al máximo sus propiedades de ahí que puedas consumirlo a través de hummus, ensalada de pimientos con ajo, salsas caseras, ensaladas en general, etc.

Un pequeño truco para aprovechar al máximo las propiedades del ajo es aplastarlo con la parte plana de un cuchillo y esperar 10 minutos antes de consumirlo. Este sencillo gesto hará que se libere una enzima llamada aliinasa que potenciará las principales moléculas anti-cáncer del ajo.

La cebolla es de la familia del ajo, y contiene, muchos polifenoles, muchos de ellos importantes fitoquímicos anti-cáncer.

Así es que no dudes en añadir a tus comidas cebolla y ajo, igual que el puerro y la cebolleta, sobre todo crudos o poco cocinados.

 

¡Dicho todo esto vamos con la receta!!

Bacalao Skrei con Cebolla Roja & Ajo 4.jpg

Ingredientes

4 personas

1 lomo o 4 rodajas gruesas de bacalao fresco (el de la receta es Skrei)

2 cebollas rojas grandes cortadas en juliana

10 dientes de ajo cortados en láminas

Pimienta cayena en grano (opcional)

Aceite de oliva Virgen Extra

Sal marina (Himalaya o Malon)

 

Preparación

  1. Echa un poco de aceite en una sartén grande (8 cucharadas) y, a fuego lento, al mínimo, haz los ajos (durante unos 5 minutos)

  2. Sazona los lomos de bacalao y añádelos a la sartén con la piel hacia arriba para que proteja el pescado y no se reseque. Siempre a fuego mínimo. Deja que se haga el pescado, junto con los ajos, durante unos 15 minutos sin subir la temperatura.

  3. En una sartén aparte, con 10 cucharadas soperas de aceite, añade la cebolla, cortada en juliana, a fuego bajo.  Sin que salga humo. Añade algo más de aceite si lo consideras necesario. La cebolla estará lista en unos 15 minutos. Va a quedar ‘crocante’, es decir, ligeramente dura por dentro, de esta forma aprovechamos más sus propiedades.

  4. Pasados 15 minutos, da la vuelta al pescado con mucho cuidado de que no se rompa, para que se haga por el otro lado. Déjalo hacer durante otros 5 minutos.

  5. Servir en un plato la cebolla, poner sobre ésta el pescado con la piel hacia abajo, añadir los ajos por encima y sazonar con un poco de sal (recomiendo del Himalaya o Maldon), si necesario, y un poco de pimienta cayena en grano (opcional, pero le da un toque muy rico y es muy digestivo).

  6. Añade a tu plato un poco de cilantro u otra hierba aromática.  

Una receta muy sencilla y deliciosa. ¡Espero que te guste! ¡Disfruta!

Si te ha gustado y te animas a hacer este plato alguna vez, puedes colgarlo en Instagram etiquetándome: #analarriuthealthcoach. ¡Me encantará ver el resultado y saber si te ha gustado!

Bacalao Skrei con Cebolla Roja & Ajo 1.jpg

Bollo de limón à l'Anna Brown

Bollo de limón 1 (2).jpg

¡Queridos, tengo el placer de presentaros un bollo de limón que levanta pasiones!

La receta original viene de mi querida amiga Anna Brown. Ha sido un bollo de limón que cautivó a toda la familia mientras vivíamos en Bruselas, donde Anna nos lo hacía con mucha frecuencia; una delicia presente en muchas reuniones y en momentos en los que uno necesitaba levantar el ánimo.

Cuando nos trasladamos a España y ya no tenía a mi querida ‘British’ cerca empecé a hacerlo yo, pero con algunos cambios, introduje harinas sin gluten, azúcar de coco, eliminé la mantequilla, etc. y conseguí un bollo de limón también muy rico.

El ingrediente estrella de este bollo es el limón, un alimento ácido al paladar, pero en realidad es un alimento hiper alcalino para nuestro organismo. Tiene gran cantidad de beneficios gracias a su vitamina C, al potasio y a otras vitaminas y minerales, mejorando la cicatrización y la función del sistema inmunitario, al igual que tiene un potente antioxidante.

La vitamina C, es una vitamina que podemos conseguir a través de muchos alimentos como los cítricos: naranjas, mandarinas, pomelo, limones, aunque hay también otros alimentos muy altos en vitamina C como: la grosella negra, el pimiento rojo, el chile, el perejil, las coles de Bruselas, el brócoli, el kiwi, el hinojo, la papaya, la col rizada (kale), etc.

Hay muchos motivos para tomar vitamina C gracias a sus propiedades: refuerza el sistema inmunológico por el contenido en vitamina C del limón, equilibra el PH (por su alcalinidad), ayuda a bajar peso debido a que ayuda a luchar contra el hambre y antojos, es diurético, lucha contra la retención de líquidos, ayuda a la digestión, limpia la piel gracias a la eliminación de las toxinas en la sangre, etc. ¡Todo beneficios!!!

También utilizo azúcar de coco y aceite de coco, un ingrediente antiinflamatorio y cuyo sabor es una delicia. La harina de almendras nos aporta calcio fundamental para nuestros huesos.

Bollo de limón 1 (4).jpg

Una merienda rica en vitamina C y en calcio

¿Quieres ya que te de la receta? Pues ahí va:

 

Ingredientes

1 taza de harina de almendras crudas (*)

½ taza de harina de sarraceno

½ taza de harina de arroz o de garbanzos

2 limones BIO (zumo y ralladura)

3 huevos

½ taza de azúcar de coco

¼ taza de aceite de coco

1 cc de levadura

(*) puedes molerlas tú mismo con un molinillo

(*) se puede utilizar panela u 8 dátiles

 

Topping

Zumo de un limón

1 cc azúcar de coco

 

Preparación

1.- Mezclar la harina de almendras con la harina de sarraceno y la de arroz (o garbanzos) y con la levadura. Mezclar bien con la ayuda de una cuchara para que la levadura se mezcle de forma homogénea

2.- Calentar el aceite de coco a temperatura suave para que se derrita y se pueda mezclar bien con la harina

3.- Rallar la piel del limón y mezclar con la harina. Es muy importante que los limones sea BIO ya que vamos a utilizar su cáscara

5.- Exprimir uno de los limones y añadirlo a la mezcla anterior

6.- Añadir los huevos, el azúcar y el aceite de coco.

7.- Mezclar todo bien hasta que quede una mezcla homogénea

8.- Poner la masa en un molde, previamente cubierto con un trozo de papel de horno

9.- Meter el molde en el horno, previamente calentado a 180ºC sin aire, durante 30 minutos.

Es importante mirar pasado ese tiempo ya que quizá necesite un poco más de tiempo, depende del horno.

10.- Una vez hecho el bollo, sacar del horno.

11.- Mezclar el zumo de un limón y añadirle una cucharada tamaño café de azúcar de coco. Con un tenedor hacer unos orificios en la parte de arriba del bollo y echarle por encima esa mezcla.

¡Una delicia de merienda rica! A mis hijos les encanta.

¿Te animas a prepararla? Si te animas a hacerlo puedes colgarlo en Instagram etiquetándome: #analarriuthealthcoach. ¡Me encantará ver el resultado y saber si te ha gustado!

¡Espero que te guste tanto como a nosotros! ¡Disfruta!



Bollo de limón 1 (3).jpg



Alcachofas con Zumo de Naranja

Alcachofas con naranja 1.jpg

La base de la salud es cuidar nuestro cuerpo siempre con un estilo de vida saludable: una alimentación saludable, natural y libre de refinados, con deporte regular, con horas de descanso, rodeándote de gente que te quiera y te llene de energía, etc.

Así es que hoy, para seguir en esa línea de cuidarnos, he preparado un plato delicioso a base de alcachofas con zumo de naranja. Una delicia donde se combinan los beneficios de la naranja y su vitamina C y de las alcachofas. ¡Una bomba de salud!!!

En otoño y en invierno disfrutamos de una deliciosa hortaliza como la alcachofa que, además de estar deliciosas, son muy depurativas, y tienen muchas propiedades digestivas:

 

  • Tienen propiedades diuréticas, eliminan la retención de líquidos del cuerpo y eliminan toxinas. Ideal para problemas de gota, artritis, enfermedades hepáticas, problemas circulatorios y para reducir grasas.

  • Tratan enfermedades como el ácido úrico, el reuma y problemas de cálculos en la vesícula

  • Combaten el colesterol

  • Regulan el estreñimiento y las diarreas

  • Alivian la acidez de estómago

  • Ayudan a mejorar los problemas de tensión alta

  • Ayudan a controlar el apetito, gracias a sus fibras vegetales, ya que absorben el agua del estómago dando sensación de saciedad

  • Son ricas en vitaminas y minerales como: magnesio, potasio, sodio, hierro, vitamina A, vitaminas B, transforma el azúcar en energía…

Además, en esta receta contamos con los beneficios de la vitamina C, ideal para este periodo del año en el que estamos muy susceptibles de constiparnos. Así es que tenemos que nutrirnos bien para fortalecer nuestro sistema inmunológico.

Los frutos secos que incluye esta receta también no proporcionan las grasas saludables necesarias para nuestro organismo.

 

Ingredientes

2 personas

 4 alcachofas limpias, sin hojas

Zumo de dos naranjas

Ralladura de la piel de dos naranjas

Aceite de oliva extra virgen

Pimienta negra recién molida

Sal no refinada

50 gr de avellanas o nueces troceadas

Un puñado de perejil fresco picado fino

 

Preparación

 1.- Lavar y limpiar las alcachofas quitándoles las hojas de fuera y cortándoles un tercio de la punta. Pela también el tallo y consérvalo, es una delicia y tiene muchas propiedades

2.- En una sartén, con un poco de fondo, echa un poco de aceite de oliva, pon las alcachofas a cocer con el zumo de las naranjas, la ralladura de piel, un poco de sal y de pimienta durante unos 15 minutos a fuego lento y tapado hasta que las alcachofas estén tiernas.

3.- Servir en un plato y echarle por encima las avellanas y nueces picadas y un poco de perejil

Alcachofas con naranja 2.jpg

Una receta muy depurativa y muy fácil de hacer. ¿Te animas a prepararla? Si te animas a hacerlo puedes colgarlo en Instagram etiquetándome: #analarriuthealthcoach. ¡Me encantará ver el resultado y saber si te ha gustado!

¡Espero que te guste tanto como a nosotros! ¡Disfruta!

 

¿Qué hacer con las hojas de alcachofa que hemos quitado al limpiarlas? Se puede hacer un caldo depurativo que podrás beberte o añadir a alguna crema.

Para hacer el caldo utiliza las hojas, una cebolla entera y una hoja de laurel. Déjalo cocer durante unos 25 minutos a fuego lento. Fíltralo y ¡tu caldo está listo!

 

Bacalao Noruego Skrei con Verduras al Wok & Cúrcuma

Bacalao con verduras.jpg

En muchas ocasiones a la gente le aburre el pescado porque no sabe cómo prepararlo. El pescado da mucho más juego que a la plancha con sal y aceite; hay ideas muy divertidas para dar alegría a un plato de pescado. Hoy te traigo una receta de lo más fácil y rápida que puedas preparar y además es una delicia!

Un segundo plato súper nutritivo por su buena calidad de proteínas, como es el bacalao. En febrero hay una variedad llamada ‘Skrei’ que viene desde Noruega. Es un pescado muy ‘sibarita’, de sabor fino y delicado y tiene una época muy corta. Se encuentra en el mercado entorno a San Valentín. Nos encanta consumir este pescado blanco en su versión en fresco (no tiene por qué ser la variedad ‘Skrei’ que, como he dicho, sólo se encuentra durante un mes al año.

El bacalao, como en general todos los pescados, es rico en minerales, pero éste sobre todo es rico en potasio y fósforo. El potasio es un mineral indispensable para el buen funcionamiento del sistema nervioso y para la actividad muscular entre algunos de sus beneficios. El fósforo también es un mineral indispensable para el buen funcionamiento del sistema nervioso e interviene también en la actividad muscular, es un mineral que está más presente en los dientes y huesos y participa en procesos de obtención de energía.

También es rico en vitamina B12 y en colágeno. El colágeno es una proteína presente en los huesos, los tendones, la piel, las uñas, el pelo, la musculatura, órganos, etc. La producción de colágeno de nuestro organismo se ve reducida con el paso de los años, y cuando llegamos a los 40 tenemos producimos la mitad de lo que producíamos en la adolescencia lo cual implica un consecuente envejecimiento acelerado que podemos paliar y frenar con una dieta rica en colágeno.

En el bacalao, la mayor parte del colágeno se encuentra en la piel, con lo que, lo ideal, sería comerse todo excepto las espinas. Las espinas también las puedes aprovechar, junto con la cabeza, para hacer un caldo remineralizante y utilizarlo en cremas, o simplemente, bebértelo.

Si necesitas ideas para preparar el pescado de una forma sencilla y saludable, ¡ésta te encantará! ¡Porqué se prepara en 15 minutos y además no ensucias prácticamente nada en la cocina!

Las verduras las haremos al wok. La temperatura en esta forma de cocinar es alta (cosa que solemos desaconsejar), pero en el caso del wok está muy bien porque hay que hacerlas muy rápido, entonces se tuestan un poco por fuera y el interior queda bastante crudo y crujiente, con lo cual la verdura u hortaliza mantiene casi al 100% sus enzimas y todas sus propiedades nutricionales.

 

Es una receta también anti-inflamatoria gracias a la cúrcuma. Para que el organismo absorba bien la curcumina y, por tanto, se beneficie de todas sus propiedades, es necesario siempre añadir pimienta negra recién molida, si es posible.

 

Ingredientes

4 personas

1 lomo o 4 rodajas gruesas de bacalao fresco

1 cebolla grande cortadas en trocitos

½ patata dulce (boniato) cortada en dados

½ pimiento rojo cortado en dados

½ calabacín cortado en dados

½ hinojo cortado en juliana

¼ de col romanesco (o similar: brócoli o coliflor)

1 cuchara sopera de cúrcuma en polvo

Una pizca de pimienta negra molida

Aceite de oliva Virgen Extra

Sal marina (Himalaya o Malon)

 Hierbas aromáticas (cilantro o perejil)

 

 

Preparación

  1. Haz las verduras al wok con un poco de aceite. Se hace a fuego alto, en una sartén de wok, y se mueven todo el tiempo con dos cucharas de madera para que no se quemen (¡eso no puede pasar!). Cuando estén hechas añadir un poco de aceite de oliva virgen extra y la cúrcuma y con el molinillo de la pimienta negra le damos un par de vueltas sobre las verduras. Volver a mover para mezclar. Añadir un poco de sal al gusto. Reservar.

  2. En una sartén aparte, con 3 cucharadas soperas de aceite, hacemos el bacalao a fuego medio. Sin que salga humo. Una cocción suave. Lo haremos con la piel hacia arriba para que proteja el pescado y no se reseque.

  3. Servir en un plato, con la piel hacia abajo, echar un poco de sal al gusto (recomiendo del Himalaya o Maldon) y servir con las verduras por encima. Échale un chorrito de aceite por encima.

  4. Puedes decorar tu plato con un poco de cilantro u otra hierba aromática.

¡Espero que te guste! ¡Disfruta!

Si te ha gustado y te animas a hacer este plato alguna vez, puedes colgarlo en Instagram etiquetándome: analarriuthealthcoach. ¡Me encantará ver el resultado y saber si te ha gustado!

'Smoothie Dúo' de mango & arándanos

IMG-20181111-WA0021.jpg

Hay mañanas en las que uno se levanta muy inspirado y le apetece hacer un desayuno muy especial; sobre todo durante el fin de semana donde uno puede explayarse un poco más en la cocina y disfrutar, sin prisas, de la familia. Hoy es sábado y nos hemos levantado inspirados!

Siempre es importante empezar el día con un desayuno rico en nutrientes que nuestro organismo agradecerá haciéndonos sentir llenos de energía y vitalidad.

El smoothie dúo no sólo está delicioso, sino que además es una bomba de salud ya que está llenísimo de propiedades beneficiosas:

. Es antiinflamatorio gracias al contenido en vitamina C de los arándanos y también por el jengibre

. Nos ayudará a fortalecer el sistema inmunológico gracias a sus niveles altos de vitamina C, además del manganeso, la vitamina A, complejo B, cobre, selenio, zinc y hierro. Con todos estos nutrientes serás más resistente ante el resfriado común, gripe y otras infecciones virales.

El mango también ayuda a fortalecer el sistema inmunológico gracias a ser ricos en betacarotenos (como las zanahorias) haciendo que nuestro sistema sea impermeable a las bacterias y a las toxinas y protegiéndonos contra los radicales libres tan dañinos.

. Rico en vitamina E gracias al aguacate, fruta rica en grasas monoinsaturadas indispensables para el buen funcionamiento neuronal, cardiovascular, hormonal y tener una piel elástica, bonita y radiante. ¡El aguacate debe estar a diario en nuestra dieta!

. Previene la anemia ya que es rico en hierro. Además, el mango es rico en minerales como el potasio interesante para prevenir retención de líquidos, cuidar del corazón y del sistema nervioso; en cinc, mineral que cuida de nuestra piel, cabello, uñas y vista. Esta deliciosa fruta dulce aporta cobre necesario para la formación de colágeno y magnesio necesario para la salud de los huesos, nervios y músculos.

Es cierto, que el mango no es una fruta autóctona y siempre recomiendo frutas de temporadas y maduras. Date el capricho de vez en cuando o cómelo español, si lo encuentras en el mercado.

. Un smoothie que evita infecciones urinarias gracias al alto nivel de antioxidantes de los arándanos y también mejora la visión.

. Reduce el colesterol gracias a un antioxidante muy concentrado de los arándanos. Lo reduce en la misma medida que muchos medicamentos, por lo que comiendo arándanos podemos disminuir el colesterol sin tener que acudir a la química. Haz que la comida sea tu medicina.

. Tiene propiedades anti-aging por la cantidad de vitaminas, minerales y sobre todo antioxidantes que lleva el batido ya que todos sus ingredientes son ricos en estos mágicos fitonutrientes.

Este smoothie dúo puede ser también un tentempié perfecto para media mañana o para merendar, ideal para llevarte dentro de un tarro de cristal a donde quieras. Personalmente, prefiero tomarlos en el momento de hacerlos para evitar la oxidación, pero si no te es posible, prepara tu smoothie y llévatelo al trabajo, al gimnasio, o donde te apetezca. Siempre en un tarro de cristal y si puede ser que no le dé la luz.

Con toda esta información seguro que estás deseando saber los ingredientes para poder hacerlo, ¿verdad?

Ingredientes smoothie mango

 1 mango fresco

½ aguacate maduro

1 cm de jengibre pelado

2 vasos de leche de arroz

 

Ingredientes smoothie arándanos

1 taza de arándanos

½ aguacate maduro

1 vaso de leche de arroz

 

Preparación

  1. Añade todos los ingredientes del smoothie mango en la jarra de la batidora y bátelos hasta conseguir una textura fina y cremosa.

  2. Sirve en los vasos como base

  3. En la misma jarra de la batidora. Añade los ingredientes del smoothie arándanos hasta conseguir una textura bien fina y cremosa. Sirve encima del smoothie mango

  4. Sírvelo con aquello que desees como topping: láminas de coco, polen, semillas, etc. Nosotros lo hemos servido con semillas de cáñamo y con frambuesas.

Te aconsejo que lo comas de arriba abajo saboreando el sabor de los dos smoothies en cada cucharada. Y sobre todo, ¡mastica muy bien!! Comer de forma consciente, masticando cada bocado es la base para absorber los nutrientes y tener mejores digestiones.

¡Espero que te guste tanto como a nosotros! ¡Disfruta!

Si te animas a hacerlo puedes colgarlo en Instagram etiquetándome: #analarriuthealthcoach. ¡Me encantará ver el resultado y saber si te ha gustado!

Bon apétit!

IMG-20181111-WA0020.jpg