merienda

CRUMBLE DE MANZANA (‘APPLE CRUMBLE’)

Apple crumble (5).jpg

Con la llegada del otoño, el cambio de hoja, y la llegada de frutas como las manzanas, las peras, etc. apetece disfrutar de meriendas o postres como el ‘Apple Crumble’. Me encanta ese olor a canela en la cocina y por toda la casa que, además, es un alimento que da un toque excepcional a cada plato y tiene muchos beneficios para nuestra salud como el hecho de ser antiinflamatorio. Así es que no dudes en añadir canela a tus platos.

Como podéis imaginar, esta receta es una versión saludable, sin harinas, grasas ni azúcares refinados. ¡A mí me encanta y en casa también! Es sencilla, muy nutritiva y deliciosa.

El ingrediente estrella de esta merienda / snack son las manzanas, cuyos beneficios son muy interesantes para nuestro organismo:

1. Las manzanas contienen una fibra soluble llamada pectina, que ayuda a reducir el colesterol en la sangre, y evita que se acumule en las paredes de los vasos sanguíneos.

2. También contienen grandes cantidades de potasio, mineral que ayuda a controlar la presión arterial reduciendo el riesgo de un ataque cardiaco.

3. La quercetina es un potente antioxidante que se encuentra en las manzanas, y que ayuda a proteger las neuronas del cerebro humano.

4. La fibra natural de las manzanas, al fermentarse en el colón,  manzanas produce químicos que ayudan a evitar la formación de células cancerígenas.

5. Los flavonoides y ácidos fenólicos que contiene, ayudan a calmar la inflamación de las vías respiratorias, ayudando en caso de asma.

6. Otro de sus flavonoides, protege los huesos de enfermedades como la osteoporosis, y puede incrementar su fortalecimiento y densidad.

7. Es considerada una fruta diurética, debido a la concentración de potasio que contiene. Ideal para los casos de retención de líquidos.

8. También se recomienda su consumo para prevenir el estreñimiento o la diarrea gracias a que la cáscara de manzana contiene una fibra insoluble que ayuda la evacuación intestinal.

También utilizo dátiles, avena, copos de coco, aceite de coco y canela, éstos últimos ingredientes son antiinflamatorios y cuyo sabor es una delicia.

Apple crumble (6).jpg

¿Quieres ya que te de la receta? Pues ahí va:

Ingredientes

5 manzanas medianas

2 tazas de avena

½ taza de coco rallado

¼ taza de aceite de coco

1/3 taza de dátiles

Canela molida

½ taza leche vegetal tipo avena, arroz

Preparación

1.- Pelar las manzanas y trocearlas. Ponerlas sobre un recipiente de 2cms de altura. Añadir una cucharada sopera de canela molida y meter el molde en el horno a 180ºC durante 40 minutos

2.- Quitar el hueso de los dátiles, ponerlos en la batidora, añadir la leche vegetal y mezclar. Reservar

3.- Preparar en un bowl la mezcla de avena, el coco rallado, 1 cucharada sopera de canela y el aceite de coco fundido. Mezclarlo todo con el preparado hecho a base de dátiles y leche vegetal

4.- Sacar la manzana del horno y poner por encima la mezcla que acabamos de preparar.

5.- Meterlo en el horno a 180ºC sin aire durante unos 20 minutos

¡Una delicia de merienda rica! A mis hijos les encanta.

¿Te animas a prepararla? Si te animas a hacerlo puedes colgarlo en Instagram etiquetándome: @analarriuthealthcoach. ¡Me encantará ver el resultado y saber si te ha gustado!

¡Espero que te guste tanto como a nosotros! ¡Disfruta!

Apple crumble (2).jpg

PIZZA DE VERDURAS CON BASE DE COLIFLOR

Pizza con base de coliflor 1.jpg

¡Queridos, no hace falta esperar a que llegue el viernes para poder disfrutar de una pizza!! Esta nueva versión, hecha con masa de coliflor es toda SALUD y te encantará.

Es una pizza libre de gluten, de harinas y con muchos nutrientes, verduras y con proteínas de calidad.

Esta receta la hice durante el retiro de Italia y a todas les encantó

En muchas ocasiones, cuando alguien quiere llevar a cabo una dieta saludable, pensamos la de cosas que no vamos a poder comer, en lugar de pensar qué alimentos de los que comemos habitualmente nos desgastan y nos roban energía y cómo podemos sustituirlos por otros alimentos saludables que nos llenen de energía, salud y vitalidad.

Éste es un claro ejemplo, una deliciosa pizza hecha a base de coliflor, llena de colores y de sabores, con alimentos muy nutritivos y deliciosos a nuestro paladar y sobre todo para nuestro organismo. ¿Pizza aburrida? ¡Verás como no!!

Un plato que puedes hacer como una pequeña entrada antes de la comida principal o como un plato principal, tú eliges el tamaño. ¡El éxito lo tienes asegurado!

Pizza con base de coliflor 9.jpg

¡Ahí va la receta!

Ingredientes para la ‘masa’

1/2 coliflor
3 huevos BIO nº0
½ cc de sal marina sin refinar
1 cc de cúrcuma en polvo
pimienta recién molida
1 cc de aceite de oliva virgen extra
1 cs de orégano seco

Ingredientes de la pizza
4 setas cortadas en rodajas
1 cebolla cortada en juliana
1/2 calabacín cortado en trozos medianos
1/2 pimiento rojo cortado en trozos medianos
2 dientes de ajo picados
Hojas de rúcula fresca o variedad de brotes.
Hojas frescas de albahaca
1 cc romero fresco
aceitunas negras, sin hueso y picadas en trozos grandes (opcional)

Ingredientes para salsa de tomate
3 tomates secos hidratados en agua mineral durante 1 hora
3 tomates maduros
3 cs de aceite de oliva
Una pizca de sal marina sin refinar
1 cc de orégano seco

 

Preparación

1.- Calentar el horno a 150º

2.- Para la masa de pizza, cogemos las flores de coliflor (sin el tallo) y las rallamos con un procesador de alimentos o un rallador hasta obtener una textura tipo cuscús.

3.- Tomar los huevos y separar las claras de las yemas y reservarlas en la nevera. Batir las claras con el resto de los ingredientes de la masa: coliflor, sal, cúrcuma, pimienta, orégano y aceite de oliva. Mezclar bien hasta que los ingredientes estén bien integrados.

4.- Tomar un poco de "masa" y hacer una bolita pequeña que debe extenderse en forma de una mini pizza. Repita hasta que la masa se acabe

5.- Poner la pizza en papel de horno previamente untado con aceite y colocado en la bandeja para hornear

6.- Hornear a 150º durante unos 30 minutos o hasta que la masa esté lista. Los lados comenzarán a dorarse, pero no deben quemarse

7- Preparar la salsa: ponemos todos los ingredientes en el vaso de la batidora y los batimos hasta obtener una textura lisa (hay escurrir bien los tomates secos).

8.- Sofreímos en aceite de oliva, a fuego bajo – medio, durante unos 5 minutos, el ajo picado y todas las verduras de la pizza (excepto la rúcula y la albahaca). Añadimos el romero fresco. Reservar

9.-Sacamos las mini pizzas del horno y las untamos con salsa de tomate y ponemos las verduras salteadas y las aceitunas por encima. Lo metemos al horno otros 7 - 8 minutos.  (*)

10.- Sacamos del horno, y añadimos por encima unas hojas de rúcula, un poco de albahaca fresca cortada, y un chorrito de aceite de oliva (picante si lo desea)

¡Una pizza que sorprenderá a todos!

(*) ¿Qué hacemos con las yemas de los huevos? Una variante es, en el punto 9 de la preparación, podemos añadir las yemas sobre algunas de las mini pizzas y meterlo al horno durante 7 – 8 minutos, como indica dicho punto 9. También estarán deliciosas con esta variante.

¿Te animas a preparar esta deliciosa receta de pizza de coliflor? Si te animas a hacerlo puedes colgarlo en Instagram etiquetándome: @analarriuthealthcoach. ¡Me encantará ver el resultado y saber si te ha gustado!

¡Espero que te guste tanto como a nosotros! ¡Disfruta!

'Smoothie Dúo' de mango & arándanos

IMG-20181111-WA0021.jpg

Hay mañanas en las que uno se levanta muy inspirado y le apetece hacer un desayuno muy especial; sobre todo durante el fin de semana donde uno puede explayarse un poco más en la cocina y disfrutar, sin prisas, de la familia. Hoy es sábado y nos hemos levantado inspirados!

Siempre es importante empezar el día con un desayuno rico en nutrientes que nuestro organismo agradecerá haciéndonos sentir llenos de energía y vitalidad.

El smoothie dúo no sólo está delicioso, sino que además es una bomba de salud ya que está llenísimo de propiedades beneficiosas:

. Es antiinflamatorio gracias al contenido en vitamina C de los arándanos y también por el jengibre

. Nos ayudará a fortalecer el sistema inmunológico gracias a sus niveles altos de vitamina C, además del manganeso, la vitamina A, complejo B, cobre, selenio, zinc y hierro. Con todos estos nutrientes serás más resistente ante el resfriado común, gripe y otras infecciones virales.

El mango también ayuda a fortalecer el sistema inmunológico gracias a ser ricos en betacarotenos (como las zanahorias) haciendo que nuestro sistema sea impermeable a las bacterias y a las toxinas y protegiéndonos contra los radicales libres tan dañinos.

. Rico en vitamina E gracias al aguacate, fruta rica en grasas monoinsaturadas indispensables para el buen funcionamiento neuronal, cardiovascular, hormonal y tener una piel elástica, bonita y radiante. ¡El aguacate debe estar a diario en nuestra dieta!

. Previene la anemia ya que es rico en hierro. Además, el mango es rico en minerales como el potasio interesante para prevenir retención de líquidos, cuidar del corazón y del sistema nervioso; en cinc, mineral que cuida de nuestra piel, cabello, uñas y vista. Esta deliciosa fruta dulce aporta cobre necesario para la formación de colágeno y magnesio necesario para la salud de los huesos, nervios y músculos.

Es cierto, que el mango no es una fruta autóctona y siempre recomiendo frutas de temporadas y maduras. Date el capricho de vez en cuando o cómelo español, si lo encuentras en el mercado.

. Un smoothie que evita infecciones urinarias gracias al alto nivel de antioxidantes de los arándanos y también mejora la visión.

. Reduce el colesterol gracias a un antioxidante muy concentrado de los arándanos. Lo reduce en la misma medida que muchos medicamentos, por lo que comiendo arándanos podemos disminuir el colesterol sin tener que acudir a la química. Haz que la comida sea tu medicina.

. Tiene propiedades anti-aging por la cantidad de vitaminas, minerales y sobre todo antioxidantes que lleva el batido ya que todos sus ingredientes son ricos en estos mágicos fitonutrientes.

Este smoothie dúo puede ser también un tentempié perfecto para media mañana o para merendar, ideal para llevarte dentro de un tarro de cristal a donde quieras. Personalmente, prefiero tomarlos en el momento de hacerlos para evitar la oxidación, pero si no te es posible, prepara tu smoothie y llévatelo al trabajo, al gimnasio, o donde te apetezca. Siempre en un tarro de cristal y si puede ser que no le dé la luz.

Con toda esta información seguro que estás deseando saber los ingredientes para poder hacerlo, ¿verdad?

Ingredientes smoothie mango

 1 mango fresco

½ aguacate maduro

1 cm de jengibre pelado

2 vasos de leche de arroz

 

Ingredientes smoothie arándanos

1 taza de arándanos

½ aguacate maduro

1 vaso de leche de arroz

 

Preparación

  1. Añade todos los ingredientes del smoothie mango en la jarra de la batidora y bátelos hasta conseguir una textura fina y cremosa.

  2. Sirve en los vasos como base

  3. En la misma jarra de la batidora. Añade los ingredientes del smoothie arándanos hasta conseguir una textura bien fina y cremosa. Sirve encima del smoothie mango

  4. Sírvelo con aquello que desees como topping: láminas de coco, polen, semillas, etc. Nosotros lo hemos servido con semillas de cáñamo y con frambuesas.

Te aconsejo que lo comas de arriba abajo saboreando el sabor de los dos smoothies en cada cucharada. Y sobre todo, ¡mastica muy bien!! Comer de forma consciente, masticando cada bocado es la base para absorber los nutrientes y tener mejores digestiones.

¡Espero que te guste tanto como a nosotros! ¡Disfruta!

Si te animas a hacerlo puedes colgarlo en Instagram etiquetándome: #analarriuthealthcoach. ¡Me encantará ver el resultado y saber si te ha gustado!

Bon apétit!

IMG-20181111-WA0020.jpg